Modelo

El Modelo de Atención de Mentes con Alas está dirigido a hombres y mujeres adultos, diagnosticados con Parálisis Cerebral o situaciones afines, de 21 años en adelante, que tengan deseos de pertenecer a una Comunidad.

El diálogo y el proceso que se establece para darse una oportunidad mutua (persona prospecto e integrantes) de formar parte de una Comunidad, pasa por una valoración física, psicológica, familiar, sociocultural y económica. Esto con el fin de contar con los elementos suficientes que ayuden a ver la compatibilidad, tanto de la persona-prospecto como con los programas desarrollados por y para los Adultos con Parálisis Cerebral.

Se considera que el número máximo del grupo sea de 35 adultos por Comunidad, con la finalidad de lograr una verdadera incidencia en la Rehabilitación hacia una autonomía personal, así como una significativa Integración a la Vida Comunitaria.

El Modelo ha mostrado éxito porque activa la resiliencia (capacidad de los seres vivos para sobreponerse a períodos de dolor emocional y situaciones adversas) del SER HUMANO gracias a disponer para los integrantes estas condiciones:

  • La razón de ser de esta agrupación es el adulto con Parálisis Cerebral.
  • Nos especializamos en esta discapacidad para poder enfocarnos en cada una de las necesidades que la condición en sí misma representa por individuo.
  • Cada adulto con parálisis cerebral es tratado con respeto, mucho afecto y dignidad (no como niños, ni como ángeles).
  • Trabajamos en comunidades de grupos pequeños afines, que tengan deseo de pertenecer a un grupo con el cual establecer relaciones basadas en el bien común, un lugar que sea para ellos como su segundo hogar.
  • Se les dispone de espacios armónicos y dignos.
  • Se les ofrece un Programa de Rehabilitación Integral que abarca todos los aspectos del Ser Humano: Rehabilitación y Salud, Rehabilitación Emocional y Socio-Afectiva; Aprendizaje y Desarrollo de Habilidades Cognitivas; Integración Productiva; Integración Social.
  • Contamos con personal con alto sentido humano, capaz de hacer vida en las actividades diarias, principios universales como: la alegría, bondad, sencillez, paciencia, altruismo, respeto, habla positiva, lealtad, gratitud, honestidad, responsabilidad, compromiso.
  • Seguimos el modelo de tratamiento de Neurodesarrollo bajo el concepto Bobath, porque es un concepto de vida, que no ofrece regímenes estrictos, sino más bien porque otorga elementos que son aplicados según las necesidades de cada persona. Basados en la observación, análisis e interpretación de qué pueden y cómo realizan sus actividades diarias y desenvolvimiento en su entorno.

De esta manera se ve al individuo de manera integral, con el fin de lograr la inclusión a la sociedad. 

¿Qué entendemos por una Comunidad de Vida? 

En términos sencillos, una comunidad de vida se constituye por un grupo de personas que desean convivir en un ambiente armónico, inspirados en valores éticos y humanos, y con este fin crean un espacio y una red social.

En la base de la comunidad se encuentra la relación recíproca individuocolectividad.
En palabras del filósofo Luis Villoro, si “un individuo se considera a sí mismo un elemento de una totalidad, al buscar su propio bien, busca el del todo”.

La identidad se construye durante nuestra interacción con los demás; primero en la familia, luego en la escuela y más tarde en nuestras esferas laboral y social. La comunidad de vida semeja una gran familia y la familia es la unidad básica de la sociedad.

Valores

Integración. La idea de ser comunidad nace del deseo de unirse/integrarse a manera de familia, con otros adultos, mujeres y hombres, todos con parálisis cerebral, con quienes crear lazos profundos de amor, comprensión, respeto, para poder compartir, crecer y mejorar juntos.

Amor. Dentro y fuera de Mentes con Alas se pondrá en práctica el amor por todo ser vivo, sin considerar a unos cercanos y a otros distantes.

Comprensión. Ser capaces de ponernos en los zapatos del otro. Lograr la empatía. Respeto. Este valor incluye pensamiento, habla y acción cuidadosa, amorosa por cada ser humano.

Tolerancia. Ligado al respeto se procurará inculcar el respeto por pensamientos que no coinciden con los propios. Aprender día a día a no juzgar.

Cooperación. Cada acción realizada deberá promover la ayuda mutua. No perder de vista a nuestros semejantes.

Cooperación. Cada acción realizada deberá promover la ayuda mutua. No perder de vista a nuestros semejantes.

Alegría. Deberá promoverse la sonrisa amable, el gozo por el instante, el aquí, el ahora.

Amabilidad. Se practicará el trato cordial, afectuoso y amoroso que nace de la apertura de espíritu por cada ser vivo.

Servicio. En todo y ante todo amar y servir.

Sencillez. Se practicará la sencillez que procura dejar de lado el egocentrismo que nos aleja del desarrollo humano.

Entusiasmo. Disfrutar de cada instante de cada acto.

Gratitud. Practicar el agradecer a la vida, a la divinidad, a Dios o a quien cada miembro profese culto…cada instante, cada día, cada situación vivida como oportunidades de aprender y crecer.

Comunicación. Procurar que este valor no se descuide en ningún momento ya que es básico para el sano y eficiente funcionamiento de toda organización. Buscar que siempre sea franca, honesta.

Responsabilidad. Cuidar que cada pensamiento, palabra y acto tome en cuenta al otro y las consecuencias.

Honestidad. Evitar a toda costa la mentira o las verdades a medias.

Practicar ante todo la verdad.